Jueves 05.12.2019

San Miguel de Tucuḿan

22º H 57
SMTuc


22/10/2019

Columnas y Opinión

#VALORES

En Argentina mueren alrededor de 20 personas por una enfermedad evitable: el cáncer de colon

Ampliar (1 fotos)

Si se realizan controles periódicos, se puede prevenir y hasta curar totalmente.

La muerte ayer del periodista Marcelo Zlotogwiazda a los 61 años, se suma al deceso de la actriz Beatriz Salomón en junio pasado, trajeron a discusión nuevamente una enfermedad tan frecuente como posible de prevenir y curar si se detecta a tiempo.

En su sitio web, el Programa Nacional de Prevención y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal (PNCCR), detalla que "el cáncer colorrectal -que se produce en el colon y recto (intestino grueso)- es el segundo cáncer más frecuente en nuestro país. Por año se diagnostican más de 13.000 nuevos casos y mueren más de 7.000 personas".

Por su parte, el Observatorio Global de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud estimó el año pasado que en Argentina se registraron 15.692 casos entre ambos sexos. Este valor, fue el segundo más alto solo por detrás del cáncer de mama.

Además, el CCR también se encuentra entre los primeros en mortandad, pese a que un tratamiento adecuado permite erradicarlo totalmente. En 2017, se registraron en Argentina 7.499 muertes por cáncer colorrectal, según lo informado por el Instituto Nacional del Cáncer (INC). En este apartado, ocupó la segunda colocación por encima del de mama y por detrás del cáncer de pulmón.

Según los especialistas, esta enfermedad afecta por lo general a mayores de 50 años, tanto mujeres como hombres y frecuentemente no presenta síntomas hasta que se encuentra en una etapa avanzada.

Pese a su alto nivel de mortandad, especialistas afirman que se puede prevenir y curar con el tratamiento adecuado. "Algunas personas tienen más posibilidades de tener cáncer de colon y recto a edades más tempranas", dicen en el PNCCR. Por otra parte, sugieren consultar a un especialista cuando se hayan presentado casos de pólipos, enfermedad de Crohn (inflamación intestinal) o colitis ulcerosa. También es recomendable el control periódico si hay antecedentes familiares sobre alguna de estas afecciones.

Los pólipos (denominados adenoma) pueden crecer lentamente durante más de 10 años y transformarse en cáncer si no se extirpan a tiempo. Por eso, es clave la realización de controles para diagnosticarlos.

Diagnóstico

Una forma de reconocer la posible presencia de este tipo de cáncer, es el test de sangre oculta en materia fecal. El Programa Nacional de Prevención y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal, recomienda que se los mayores de 50 años lo lleven a cabo periódicamente aunque no tengan antecedentes familiares, ni presenten síntomas. "Es gratuito, es fácil, no produce molestias y no es necesario hacer dieta antes del estudio", sostienen desde el ente oficial.

Una vez realizado, si da positivo se procederá a una colonoscopía, estudio en el que utilizan un tubo flexible con una cámara para examinar minuciosamente el colon y el recto.

La colonoscopia también se indica para las personas con antecedentes personales o familiares de adenomas o cáncer colorrectal, sin importar su edad, así como también para aquellos con síntomas como sangrado, cambios en la manera de evacuar el intestino, y dolor abdominal.

TAGS

Recomienda esta nota:




Ranking