Sábado 04.04.2020

San Miguel de Tucuḿan

20º H 82
SMTuc


21/11/2019

Columnas y Opinión

#Bº LAS COOPERATIVAS

Quince años de cárcel para “Godínez” por asesinar a Franco, hijo del popular humorista “Pochi” Chávez

‘Quiero pedirle perdón a la familia de Franco Chávez’, señaló brevemente Rubén Alberto Domínguez (‘Godínez’), tras escuchar la sentencia en que el juez de Control y Garantías, Darío Alarcón, lo condenó a 15 años de prisión por asesinar al joven y causarle graves heridas a su hermano, Esteban, ambos hijos del popular humorista, ‘Pochi’ Chávez.

El desenlace fue resultado de un juicio abreviado consensuado entre el fiscal, Ángel Belluomini, y las defensoras de 5ta Nominación, Lastenia Hamman y Elisa Paz de Espeche.

La tragedia de los hermanos Chávez ocurrió el 21 de octubre del 2018. Antes, los Chávez y un primo habían ido a un boliche y se encontraron con ‘Godínez’, un joven con reiteradas caídas en la policía, del Bº Las Cooperativas.

Boliche y alcohol

Al salir del boliche, el grupo de lLos Chávez ascendió a una camioneta y ‘enfilaron’ hacia la casa de sus amigos, Gabriel Ojeda y esposa, Eva Salto: iban a celebrar su cumpleaños y el Día de la Madre.

Antes de partir, ‘Godínez’ les pidió que lo acercaran a su casa y los Chávez no pusieron objeción.

De acuerdo con los testigos, ‘Godinez’ se quedó en la fiesta. En un momento, intentó drogarse frente a los niños y los Chávez se lo reprocharon.

Regreso furioso

‘Godinez’ se fue a su casa, a casi dos cuadras, y retornó con un cuchillo. ‘Quise pararlo y me tiró unas cuchilladas. Me atajé como pude. Ahí se pararon Franco y ‘Pitu’ (Esteban)”, reveló Ojeda en el juicio. ‘Franco quiso largarle una patada y se resbaló y cayó. Aprovechó el chico y lo apuñaló en el abdomen. Se acercó ‘Pitu’ y también recibió una cuchillada en el cuello’, acotó el dueño de casa.

Muerte sin sentido

Franco subió a la camioneta, preocupado por la herida en su hermano.

Aferrado al volante, arribó al hospital y ahí le bajó la presión y todos advirtieron que su herida era más grave.

Familiares y médicos atendieron dos frentes de suma desesperación.

Franco quedó en el hospital de Quimilí y falleció a los pocos minutos.

Esteban fue conducido al Hospital Regional. Permaneció internado varias semanas y pudo salvar su vida de milagro.

Alcohol, drogas y situación de orfandad

Hasta la muerte de Franco Chávez, “Godínez” registraba varias caídas en la policía por robos a los vecinos y pelearse en la calle.

De los informes se desprende que creció en la calle y que cada redada policial terminaba con él lejos de su casa, deambulando, sin consejos y mano firme que pudiera reencauzarlo.

Con la tragedia tocó fondo y la Justicia acaba de condenarlo a 15 años y recién podría solicitar la libertad condicional, al cumplir las 2/3 partes de la pena.

El día después será potestad del juez de Ejecución Penal, Rubén Seiller.

Su entorno deslizó que ordenará un control total sobre “Godínez”, adosándole estudios y un tratamiento en pos de resinsertarlo a la sociedad en el futuro.

“Estoy confundido y no sé qué decirles”, se lamentó “Pochi”

 Desolado y triste, “Pochi” Chávez avanzó hacia el recinto y se enfrentó con el joven que le arrancó la vida a su hijo. Escuchó los detalles de la investigación, la dura condena y el pedido de perdón del joven homicida.

Ante los periodistas a la salida, el humorista fue breve y meditó el tenor de sus conceptos. “No hay solución para la muerte de mi hijo y no tengo palabras; estoy confundido y no sé que decirles”, lamentó una y otra vez.

“Dios sabrá lo que ha pasado y tal vez haya sido consecuencia del alcohol”, dijo shockeado aún por el desenlace de la tragedia que diezmó su familia y la marcó para siempre.

El hombre de los mil rostros y recursos para arrancar una sonrisa a la gente, ayer se quedó sin palabras.

Disimuló las lágrimas cubriéndose el rostro. Su mirada de padre profundamente herido mostró la “foto”, al desnudo, de un mortal que aún cuando la Justicia obró con el homicida, nada le será igual.

Ese hombre que desde el 21 de octubre sufre y se desangra por dentro, en la víspera se mantuvo de pie y fue tan digno en su dolor que evitó dejar escapar una palabra que pudiese interpretarse o asociarse con un neto deseo de venganza.

Recomienda esta nota:




Ranking