Lunes 20.08.2018

San Miguel de Tucuḿan

H 49%
SMTuc


12/02/2018

Columnas y Opinión

Los 13 ladrones de tu tiempo, por Daniel Colombo

Un alto porcentaje de las personas afirman que el tiempo no les alcanza. Sin embargo, cuando se revisa objetivamente su rutina, la mayoría presenta severas fugas en la forma de ser productivos en diversos aspectos. Son los ladrones de tu tiempo, que actúan encubiertos, sin que te des cuenta, quitándote este bien tan preciado y no renovable.

  • Conoce la pandilla de los 13 ladrones de tu tiempo

Estos 13 factores son claves para reordenar tu vida, incluyendo los ámbitos personales y profesionales en los que te mueves:

1.      Reuniones improductivas. En países de habla hispana se pierde hasta un 40% del tiempo manteniendo encuentros que podrían evitarse, o resolver temas sin necesidad encontrarse. Las reuniones promedio bien conducidas no deberían llevar más de 30 minutos.

2.      Emails sin responder. Un efecto que produce ansiedad casi inmediata es la acumulación de tareas sin procesar, en especial, la casilla de correos electrónicos.

3.      Televisión. Si, en promedio, dedicas dos horas al día a ver televisión, eso se traduce en 720 horas al año, que puedes volcar en algo más productivo.

4.       Redes sociales. El tiempo promedio de conexión por persona es de 5 horas y 36 minutos según estudios científicos del consumo humano. En promedio los usuarios tienen cinco redes sociales y están usando de forma activa 2.7 de ellas. Destina un espacio breve para las redes, y el resto, para encauzar el tiempo que pierdes.

5.      Pereza al levantarte o ejecutar acciones. Más del 35% de las personas posponen entre 5 y hasta 45 minutos la simple acción de levantarse en la mañana. Otro 50% reconoce que pospone deliberadamente acciones que deben tomar -inclusive las más sencillas- simplemente por pereza

6.      Desorden. Mantener un desorden tanto en tu casa en cosas muy sencillas de organizar, como tu closet o los artículos de aseo; o en el espacio que tienes en el trabajo te quita energía y pierdes tiempo. ¡Si no crees, piensa en todo lo que sucede, en tus emociones, cuando quieres usar la máquina para engrampar papeles y se traba!

7.      Falta de rigor analítico. La poca asertividad para procesar información lleva a reaccionar frente a las situaciones, en lugar de buscar las mejores alternativas. Esto conlleva que puedes cometer un alto grado de errores -que no tienen nada de malo si los conviertes en aprendizajes-. Sin embargo, pierdes tiempo porque hay cosas simples, como hacerlo bien de entrada, que deberás encarar otra vez.

8.      Chismes y conversaciones intrascendentes. Se ha dicho que, en entornos laborales en Latinoamérica, se pierde más del 15% del tiempo en chismes o temas que no tienen ninguna trascendencia. Si te detienes en la queja, o retroalimentar los chismes, o en temas que no son de tu incumbencia, pierdes tiempo.

9.      Falta de procesos productivos. Este es otro gran mal en las empresas y gobiernos por el que se pierde mucho tiempo. 

10.  Mala comunicación. El 95% de los malos entendidos en cualquier entorno no tiene que ver con el contenido de los mensajes, sino con el tono de esas comunicaciones.

 11.  Falta de descanso. Los ritmos circadianos son el reloj biológico humano que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia. Cuando no descansas lo suficiente, estás mas lento y con menos reflejos para accionar.

 12.  Pensamientos obsesivos. La fantasmática es un proceso psicológico humano por el cual tu mente se invade de fantasmas que te quitan reflejos. Entregas tu poder al miedo y a esas creaciones inconscientes, que te limitan. Quedarte rumiando por cosas que asaltan tu presente sólo te consume foco y energía.

 13.  Vivir comparando el presente con el pasado. Otra conducta frecuente es estar todo el tiempo en comparación de una situación presente con el pasado; además de consumirte tiempo, desgasta tu energía; y no hay nada que puedas hacer porque aquello está en el pasado, y no se puede modificar en el hoy. Puedes utilizarlo para aprender y desde ahí, accionar y proyectar lo nuevo. Sin embargo, si te quedas comparando permanentemente, siempre sales perdiendo, porque el simple hecho de detenerte en ese pensamiento te resta energía para accionar ya mismo.

 

 

 

 

 

Daniel Colombo

Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; motivador; autor de 21 libros y comunicador profesional

www.danielcolombo.com

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER  http://danielcolombo.com/pages/contact-alternative/

www.facebook.com/DanielColomboComunidad

Twitter @danielcolombopr

Instagram: daniel.colombo

YouTube.com http://www.youtube.com/c/DanielColomboComunidad

Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/danielcolombo

 


Recomienda esta nota: