Lunes 24.06.2019

San Miguel de Tucuḿan

12º H 93
SMTuc


04/06/2019

Policiales

CASO MARTÍN QUIPILDOR

Pasan a disponibilidad a un suboficial, padre de uno de los principales sospechosos del crimen del chófer

 Un equipo especial de efectivos llevó a cabo un total de diez allanamientos en zona de la Comisaría Seccional 4ª, en el marco de la investigación de diferentes causas. Entre ellas, se encuentran las realizadas por el crimen de Martín Quipildor, el chofer de la Línea 124 que recibió un disparo en la cabeza. Como resultado del operativo, los pesquisas detuvieron al principal sospechoso del homicidio. Los investigadores descubrieron que se trataba del hijo de un efectivo policial.



Poco después, Claudio Maley, ministro de Seguridad, se refirió al caso. “El detenido ya se encuentra disposición de la Justicia, al igual que su padre. Hemos tomado la decisión de actuar rápidamente”. El hombre detenido es Pablo Pastrana, sospechoso de ser miembro de una banda que se dedica al robo de motos, en la que estarían involucradas varias familias de la zona, según las primeras informaciones policiales.


“Al anoticiarse el Ministerio, a través del Jefe de Policía, Manuel Bernachi, de que el padre del joven Pablo Pastrana es suboficial de la policía de Tucumán, se tomaron medidas para establecer si tuvo algún tipo de responsabilidad en el supuesto delito cometido por su hijo”, explicó.


“El suboficial Pastrana fue pasado a disponibilidad y se iniciaron las actuaciones administrativas correspondientes para comprobar su grado de participación en el hecho, en caso de que la tuviera. Además, se secuestró su arma reglamentaria y se realizará el acompañamiento correspondiente a la Justicia en las investigaciones que se determinen”, detalló Maley.


El Director de la Brigada de Investigaciones Criminales, Jorge Dib, informó por su parte que “se realizaron estos numerosos allanamientos en procura de aportar elementos necesarios para el esclarecimiento de diferentes causas tipificadas como ‘robos agravados de motovehículos’, ‘lesiones con armas de fuego’, entre otras”. “Creemos que la persona detenida tiene directa participación en el ataque al chofer pero la investigación determinará las certezas sobre el caso”, señaló Dib.


En tanto, durante los procedimientos, en otro de los domicilios fue aprehendido otro sospechoso de integrar el grupo delictivo. “Se trata de una banda que se dedica a robar motos con amenazas de armas de fuego. Luego venden las motopartes o piden rescate”. “El accionar de la fuerza fue bien recibido por parte de los vecinos y nos comprometimos a continuar realizando este tipo de medidas, acrecentando también los patrullajes periódicos”, agregó Dib.


Mientras que Ricardo Fresneda, jefe segundo de la Unidad Regional Capital (URC), explicó que participaron del despliegue operativo 150 efectivos compuesto por personal de la URC, en grupos especiales como el GOMT, GEAM, Grupo Cero, Infantería de Capital, Infantería del Interior, Motoristas del 911 y personal de Comisarías 4ª, 7ª y 11ª, como así también seis equipos de las distintas divisiones de la Brigada de Investigaciones. “Los resultados de este despliegue fueron positivos, ya que entre los primeros resultados, se secuestraron al menos seis motos, un arma de fuego y 15 celulares, elementos que se consideran valiosos para la investigación”, detalló Fresneda.


Las medidas fueron ordenadas por la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la II Nominación, que investiga distintas causas en las que está involucrada esta presunta banda de asaltantes.


El caso


El hecho ocurrió alrededor de la medianoche del viernes pasado en avenida Brígido Terán 1430, cuando Martín Quipildor se encontraba en su vivienda cuando estaba guardando su motocicleta. Al cerrar el portón de su casa, observó que dos delincuentes amenazaban con un arma de fuego a un vecino para quitarle su moto. Su primera reacción fue comenzar a gritarles para evitar el robo y los delincuentes le respondieron con un disparo que impactó en su cabeza. Luego se dieron a la fuga.


Recomienda esta nota: