Viernes 15.12.2017

San Miguel de Tucuḿan

22º H 80%
SMTuc


08/08/2017

Policiales

CASO ANAHÍ

Nuevos indicios apuntan a un hombre que vive en una casilla a metros de donde fue hallada Anahí

Marcos Esteban Bazán es por ahora el único detenido por el asesinato de Anahí Benítez un gran cantidad de pruebas comprometen al hombre que vive en una casilla a 300 metros de donde hallaron el cadáver de la joven. El profesor de matemáticas fue liberado por falta de méritos aunque sigue involucrado en la investigación

Anahí Benítez tenía 16 años cuando salió de su casa de Lomas de Zamora para caminar por el parque, y nunca más regresó a su hogar. La encontraron muerta, semienterrada, el 29 de julio, en una cancha de la reserva Santa Catalina. La autopsia reveló que murió por asfixia; también que fue asesinada entre 24 y 48 horas antes de que fuera hallada.

A pocas horas de encontrar su cuerpo, la Justicia detuvo a Leonardo Agostino un profesor de matemáticas de 40 años. El hombre enseña en la Escuela Normal Antonio Mentruyt de Banfield, institución a la que concurría la adolescente. El docente quedó en la mira por la sospecha de que podría haber tenido algún tipo de acercamiento sentimental con la chica. Ya que en la casa de Anahí encontraron varias fotos del docente. Agostino, luego de ser indagado fue liberado por falta de pruebas, aunque seguirá siendo investigado.

De acuerdo a las pericias la policía concluyó que la joven de 16 años conocia a su victimario.

Según los datos aportados por la autopsia Anahí murió por asfixia. Sin embargo antes habría recibido un fuerte golpe con un objeto contundente que la habría dejado inconsciente y sin posibilidad de defenderse, es decir que antes de  antes de asfixiarla, la golpearon por sorpresa en la cara. Por otro lado, el informe médico no reveló que hubiera signos de abuso sexual, pero sí de que estuvo cautiva cuatro días por lo menos antes de su muerte.

El otro sospechoso del caso y el único detenido aun es Marcos Esteban Bazán, quien deberá responder ante la fiscal bajo la misma imputación: homicidio.

Para la fiscal Verónica Pérez, Bazán de 34 años está implicado en el caso por la cantidad de elementos que probarían que Anahí Benítez  estuvo en su casa antes de morir.

En los últimos días el olfato de los perros de la policía, señaló la casilla donde reside Marcos Bazán, dentro de la reserva ecológica Santa Catalina, a 300 metros de donde apareció Anahí el viernes semienterrada. Además existe una pista que probaría el vínculo entre Bazán y la víctima y se encontraría en el diario íntimo de la chica: la fiscal informó que en el peritaje de los cuadernos de Anahí se encontró una descripción "con mucho detalle" de la casilla de Bazán.

Por otro lado la autopsia reveló que la menor había comido arroz con verduras horas antes de ser asesinada. En la casilla del detenido se encontró la misma comida, con los mismos ingredientes. También en el lugar se encontraron pelos, manchas de sangre y ropa de mujer, que ahora será peritada para intentar determinar si pertenece a Anahí.

El acusado, Marcos Esteban Bazán, tiene antecedentes por infracción a la Ley de Drogas en 2003 y 2013, ambos casos registrados en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.


Recomienda esta nota:




Tags

Ranking