Martes 23.01.2018

San Miguel de Tucuḿan

28º H 59%
SMTuc


03/01/2018

Policiales

DETALLES DE UN TRÁGICO FIN DE AÑO

Con un destornillador asesinó a su hermano mellizo

Sucedió en la madrugada del 31 de diciembre pasado, un hombre asesino de un puntazo en el cuello a su hermano mellizo y huyó.
Ampliar (1 fotos)

Imagen tomada de La Gaceta

Todo ocurrió en el Barrio Antena de la ciudad de Alderetes, durante la madrugada del domingo 31 que pasó.

Según publicó el portal de noticias La Gaceta, los hermanos Daniel Rodolfo y Juan Pedro Bustos se encontraban reunidos y bajo el efecto del alcohol en la madrugada del 31 de diciembre. Alrededor de las 3.30, Daniel fue ultimado de un puntazo en el cuello con un destornillador que empuñaba su mellizo, Juan Pedro. Para los investigadores de la División Homicidios, aún no están del todo claras las circunstancias del hecho. Sin embargo a partir de las averiguaciones que realizaron entre sus familiares, establecieron que los hermanos estuvieron bebiendo en la casa de calle Salta al 400, de Alderetes, desde la noche anterior.

La familia relató al portal de noticias La Gaceta, que Juan Pedro estaba deprimido porque se había separado recientemente; y que en la noche previa al crimen, fue a buscar a su ex para reclamarle por el cuidado de sus cuatro hijos. Daniel Rodolfo fue a buscarlo y lo detuvo antes de que llegara. Los hermanos regresaron juntos a casa. Cuando llegaron, comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas. No obstante la familia no cree que ese hecho haya sido el detonante del mortal suceso.

El padre y las hermanas de los hombres explicaron que “Juan Pedro estaba arreglando el equipo cuando Daniel Rodolfo pasó a su lado, entonces le clavó el destornillador. No sabemos si lo hizo a propósito o si fue un accidente”, señaló Carolina Bustos, una de las hermanas, que reside en la misma propiedad.

Luego de recibir el puntazo, Daniel salió hasta la calle, pidiendo ayuda a otra de sus hermanas, que vive a pocos metros de donde sucedió el hecho, la hermana, Carmen bustos, explicó “Antes de salir, él mismo se sacó el destornillador del cuello. ‘Por favor, ayúdame, traeme limón para curarme’, me dijo y entonces cayó”. Mientras tanto, siempre según la versión de la familia, Juan Pedro quedó paralizado por un momento viendo lo que había hecho. Luego, escapó corriendo en dirección al puente Ingeniero Barros.

La víctima fue trasladada al policlínico de Banda del Río Salí, donde llegó ya sin vida. Fue enterrado ayer martes por la mañana, en el cementerio de El Cochuchal, en Burruyacu.

La policía aún busca al mellizo prófugo, mientras que la familia teme que Juan Pedro al darse cuenta de lo que hizo intente quitarse a vida “Eran muy unidos y no tenían odios entre ellos. Nos preocupa que ahora que Juan Pedro se dio cuenta que mató a su hermano, se quite la vida”, dijo llorando su padre, Ramón Arturo Bustos.




Fuente: La Gaceta

Recomienda esta nota:




Ranking