Martes 20.11.2018

San Miguel de Tucuḿan

26º H 64%
SMTuc


06/11/2018

Policiales

RECAPTURADO

Atrapan en Santiago a un peligroso delincuente que se había fugado de Villa Urquiza

Se trata de Juan Francisco “Pirulo” Fernández, un delincuente de frondoso prontuario que desde septiembre se encontraba prófugo.

Según publicó el portal de noticias Diario Panorama de Santiago del Estero “Pirulo” fue capturado este domingo a la tarde en una zona montuosa de la vecina provincia cerca de la localidad de Lavalle (departamento Guasayán)


De acuerdo a la información aportada por dicho portal, este domingo alrededor de las 16, la Policía, junto a Infantería y Canes, realizaba un rastrillaje cerca de la localidad de Lavalle (departamento Guasayán) y, a la altura del kilómetro 1.096 de la Ruta Nacional 157, cuando observan a un hombre que intentaba huir de la presencia policial.


Sin embargo la policía santiagueña que tenía conocimiento de que un tucumano que se había evadido del penal de máxima seguridad de Villa Urquiza, se encontraba en esa zona montuosa, enseguida lo alcanzaron y lo identificaron. En el momento en el que fue recapturado, el fugitivo llevaba un bastón, porque tenía una herida de bala en la pierna derecha. A su vez, presentaba otras lesiones en su brazo izquierdo, en el antebrazo y la muñeca, que creen que fueron producto de la huida por el monte.

  “Pirulo” Fernández, es un reo muy peligroso que se dedicaba al robo a mano armada de automotores y motocicletas.  En 2015 había sido detenido y, tras recuperarse de las heridas que sufrió durante esa detención (cayó de la moto en la que huía), se lo envió a la comisaría de la ciudad de Simoca. Pero luego lo volvieron a "mover", esta vez a La Cocha, por las continuas peleas que tenía con los reclusos.


De acuerdo a un informe de la Policía tucumana, se trata de "uno de los presos más peligrosos" de esa provincia. Oriundo de la localidad de Lamadrid, tiene un frondoso prontuario delictivo: se dedica al robo a mano armada, de automotores y motocicletas.


"Pirulo" siempre generó problemas en cada calabozo donde fue alojado. Había sido detenido en abril del 2015 y, tras recuperarse de las heridas que sufrió durante esa detención (cayó de la moto en la que huía), se lo envió a la comisaría de la ciudad de Simoca. Pero luego lo volvieron a "mover", esta vez a La Cocha, por las continuas peleas que tenía con los reclusos.


En ese mismo año se escapó de uno de los calabozos de la comisaría y protagonizó un tiroteo con la policía para evitar ser detenido. En esa búsqueda también participó la Interpol.


Recomienda esta nota: