Martes 11.12.2018

San Miguel de Tucuḿan

22º H 88%
SMTuc


27/11/2018

Policiales

SANTIAGO DE ESTERO

Un policía y su suegra se trenzaron en lucha y ambos terminaron heridos

Todo comenzó con la pelea entre un matrimonio en el que intervino la madre de la mujer. Ambos fueron diagnosticados con siete días de curaciones.
Ampliar (1 fotos)

Imagen ilustrativa extraída de: http://lacarinosa.rcnradio.com

Un policía y su suegra se provocaron heridas mutuas durante una pelea escandalosa que tuvo lugar el domingo por la noche en el barrio Saint Germain. 
Allí un matrimonio tuvo una fuerte pelea y el hombre decidió acostarse junto a su hijo de dos años. La mujer por su parte, se fue a la casa de una vecina.
El efectivo dijo que se despertó porque lo arañaron en la cara, momento en el que descubrió que la agresora era su suegra. En ese momento llegó su esposa, quien trató de frenar a su madre.
Fuera de si la mujer tomó una silla y golpeó a la pareja, para luego tomar un cuchillo de cocina e intentar apuñalarlos. El policía tomó del cabello a la mujer y junto con su esposa pudieron hacer que suelte el cuchillo.
El hombre se fue del domicilio en su moto y se dirigió a la Seccional 51º, en donde realizó la denuncia. Fue examinado por el médico de policía, que constató las lesiones y le dio siete días de curaciones. A su vez, el fiscal de turno ordenó que se notifique a la agresora, de una prohibición de acercamiento e impedimento de contacto de todo tipo con su yerno.
Por su parte, la suegra denunció al policía de lesiones hacia ella y su hija. El médico le diagnosticó heridas curables en una semana. También se emitió una prohibición de acercamiento del uniformado ella. La causa fue caratulada como "lesiones recíprocas".

Un policía y su suegra se provocaron heridas mutuas durante una pelea escandalosa que tuvo lugar el domingo por la noche en el barrio Saint Germain. 
Allí un matrimonio tuvo una fuerte pelea y el hombre decidió acostarse junto a su hijo de dos años. La mujer por su parte, se fue a la casa de una vecina.

El efectivo dijo que se despertó porque lo arañaron en la cara, momento en el que descubrió que la agresora era su suegra. En ese momento llegó su esposa, quien trató de frenar a su madre.

Fuera de si la mujer tomó una silla y golpeó a la pareja, para luego tomar un cuchillo de cocina e intentar apuñalarlos. El policía tomó del cabello a la mujer y junto con su esposa pudieron hacer que suelte el cuchillo.

El hombre se fue del domicilio en su moto y se dirigió a la Seccional 51º, en donde realizó la denuncia. Fue examinado por el médico de policía, que constató las lesiones y le dio siete días de curaciones. A su vez, el fiscal de turno ordenó que se notifique a la agresora, de una prohibición de acercamiento e impedimento de contacto de todo tipo con su yerno.

Por su parte, la suegra denunció al policía de lesiones hacia ella y su hija. El médico le diagnosticó heridas curables en una semana. También se emitió una prohibición de acercamiento del uniformado ella. La causa fue caratulada como "lesiones recíprocas".





Fuente: Diario Panorama

Recomienda esta nota:




Ranking