Jueves 29.10.2020

San Miguel de Tucuḿan

18º H 44
SMTuc


03/10/2020

Redes Sociales

CHACO

Desorientado y con las patas quemadas, un animal en extinción escapó del fuego y se refugió en un shopping

Ampliar (1 fotos)

Fotos: https://www.elliberal.com.ar/

En la provincia del Chaco se produjo una situación atípica pero que, a raíz del avance del fuego, se está dando con mayor frecuencia a lo largo y a lo ancho del territorio: animales que escapan de su hábitat natural para refugiarse en la ciudad.
Ayer viernes por la mañana, el protagonista fue un aguará guazú que apareció en las inmediaciones del Shopping Sarmiento y sorprendió a todos. Se trata de una especie amenazada, a la que incluso en algunos países se la creyó extinguida por mucho tiempo.
En los últimos años se han hecho esfuerzos por protegerla, pero sigue siendo un animal en riesgo. El aguará guazú (del guaraní, zorro grande) es uno de los cánidos más peculiares por su aspecto de lobo, su altura, su pelaje anaranjado y sus patas negras.
La aparición del animal en la capital chaqueña fue registrada por el youtuber Damian Kuc, quien lo reportó en su cuenta de Twitter y rápidamente se viralizó. En las imágenes se ve al aguará guazú completamente desorientado en busca de un lugar donde resguardarse.
El personal de seguridad del centro comercial dio aviso a las autoridades y horas después se hizo presente en el lugar un equipo de la Brigada Operativa Ambiental (BOA), quien comprobó que estaba deshidratado y con las patas quemadas.
Tras recibir los primeros auxilios, el animal fue sedado y trasladado hasta la Clínica Veterinaria Integral de Resistencia donde se encuentra fuera de peligro. “El aguará guazú está estable, bajo sedación, con vía permeable. Se extrajo sangre y orina para análisis, se le hizo una ecografía”, reveló el veterinario Javier Aranda.
“Tenía unas lesiones menores de hace un par de días en los miembros, fueron limpiadas y se lo medicó”, detalló. “No tiene ningún tipo de fractura. Se encontraba deshidratado y con un poco de temperatura fruto de la exposición al sol y al calor”, informó.
El veterinario expresó su emoción por haber tenido la posibilidad de atender al animal: “Personalmente como profesional hoy toqué el cielo con las manos y me sentí uno de los pocos privilegiados al tomar contacto con este monumento natural”.

En la provincia del Chaco se produjo una situación atípica pero que, a raíz del avance del fuego, se está dando con mayor frecuencia a lo largo y a lo ancho del territorio: animales que escapan de su hábitat natural para refugiarse en la ciudad.

Ayer viernes por la mañana, el protagonista fue un aguará guazú que apareció en las inmediaciones del Shopping Sarmiento y sorprendió a todos. Se trata de una especie amenazada, a la que incluso en algunos países se la creyó extinguida por mucho tiempo.

En los últimos años se han hecho esfuerzos por protegerla, pero sigue siendo un animal en riesgo. El aguará guazú (del guaraní, zorro grande) es uno de los cánidos más peculiares por su aspecto de lobo, su altura, su pelaje anaranjado y sus patas negras.

Foto extraída de: elliberal.com

La aparición del animal en la capital chaqueña fue registrada por el youtuber Damian Kuc, quien lo reportó en su cuenta de Twitter y rápidamente se viralizó. En las imágenes se ve al aguará guazú completamente desorientado en busca de un lugar donde resguardarse.

El personal de seguridad del centro comercial dio aviso a las autoridades y horas después se hizo presente en el lugar un equipo de la Brigada Operativa Ambiental (BOA), quien comprobó que estaba deshidratado y con las patas quemadas.

Tras recibir los primeros auxilios, el animal fue sedado y trasladado hasta la Clínica Veterinaria Integral de Resistencia donde se encuentra fuera de peligro. “El aguará guazú está estable, bajo sedación, con vía permeable. Se extrajo sangre y orina para análisis, se le hizo una ecografía”, reveló el veterinario Javier Aranda.

“Tenía unas lesiones menores de hace un par de días en los miembros, fueron limpiadas y se lo medicó”, detalló. “No tiene ningún tipo de fractura. Se encontraba deshidratado y con un poco de temperatura fruto de la exposición al sol y al calor”, informó.

El veterinario expresó su emoción por haber tenido la posibilidad de atender al animal: “Personalmente como profesional hoy toqué el cielo con las manos y me sentí uno de los pocos privilegiados al tomar contacto con este monumento natural”.






Fuente: elliberal.com.ar

Recomienda esta nota:




Ranking