Lunes 17.06.2019

San Miguel de Tucuḿan

H 79
SMTuc


07/01/2019

Sociedad

SALUD

Como desinflamar la panza para adelgazar

 Ya sea debido a unos kilitos demás o porque estamos con distensión la panza siempre es una preocupación estética en esta nota los especialistas afirman que es posible eliminarla

La solución pasa por ser disciplinados con la dieta y con nuestros hábitos. ¿Hacemos el intento?

Comienza el calor y surge la preocupación por esos rollitos que aparecieron en el último tiempo y que además de incomodarnos no queremos tener ni mostrar durante el verano

La pancita hinchazón retención de líquido se convierte en la gran molestia de casi todas las mujeres después de atravesar la época invernal donde las comidas más calóricas abundan al igual que el sedentarismo

Pero no desesperarse porque en esta nota le traemos una buena noticia la panza chata es posible sólo que para lograrlas requiere dedicación con el asesoramiento de la doctora Mónica Katz, médica especialista en nutrición, le explicaremos cómo combinando una buena alimentación y cambios de rutina podemos lograr un abdomen plano y la cintura que deseamos.

¿Porque suele inflamarse la panza como si fuera un globo?

 Hay varias maneras de tener más abdomen o hincharse: la obesidad abdominal y distensión abdominal son frecuentes en ambos sexos en cambio el edema, retención de líquidos, es más frecuente en mujeres.

El abdomen es junto con cadera y músculos una de las zonas del cuerpo en las que más cantidad de grasa se acumula incluso en personas de constitución delgada. También es la zona que posee la grasa que más rápidamente se degrada al perder peso, por eso perder peso es perder grasa abdominal. En condiciones de ayuno en los intestinos existe poca cantidad de gas (100 o 200 ml) debido el equilibrio entre la producción y la eliminación pero puede llegar hasta los 2500 ml de gas. Es que al comer no solo ingerimos alimentos o bebidas si no también aire, esto se llama “aerofagia”. Lo que genera que a lo largo del día nuestro tubo digestivo se vaya llenando de aire, una alteración de este equilibrio puede desencadenar meteorismo (gas o flatulencia). El gas proviene del aire tragado, de la producción intestinal y la difusión desde la sangre. El aire que se traga es el principal origen del gas en el estómago la mayoría de este gas es eructado y sólo una pequeña cantidad llega al el intestino. La mayor parte del gas intestinal procede la fermentación de algunos alimentos que comemos a diario, producida por las bacterias de la flora intestinal. Y, por último desde la sangre pueden pasar al intestino gases (nitrógeno oxígeno y dióxido de carbono).




Los gases intestinales eliminan del aparato digestivo por varios mecanismos, eructos, difusión a la sangre, metabolismo de las bacterias del colon y eliminación. Existen muchas circunstancias que están asociadas al aumento de la producción de gas, tragar demasiado aire (aerofagia) por comer rápido. Numerosos estudios han hallado relación entre el estrés y la aerofagia ya que inconscientemente al comer tragamos demasiado aire entre bocado y bocado, por ello debemos masticar bien cada alimento.

¿Y la alimentación qué rol juega en esta cuestión?

Puede acumularse aire excesivo por ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono, altos en fibra no digerible como legumbres o verdura cruda (aumenta la fermentación en el colon), cambio brusco en la alimentación (aumento del consumo de fibra cruda ensaladas).




En otras ocasiones el meteorismo es un síntoma de un cuadro digestivo como el estreñimiento o constipación, la constipación es una de las causas que producen distensión abdominal y meteorismo, ya que no se evacúa correctamente las heces, permanecen más tiempo y por lo tanto existe más fermentación mediante la flora intestinal.




Por último puede ser por intolerancia a la lactosa que es la escasez de lactasa encima que degrada el azúcar de la leche. Es importante saber que es un mito que los quesos y yogures poseen lactosa.

¿Se puede lograr una panza chata en poco tiempo?

Para bajar de peso y mantenerlo es esencial mantener los cambios. No sólo es cuestión de hacer una dieta, perder el peso y luego ganarlo nuevamente. Existe evidencia de que en un entorno favorable, para adoptar un hábito y volverlo inevitable de forma automática es necesario tres meses. Así que efectivamente en 12 semanas se puede afianzar el comportamiento de una persona que busca descender de peso y por lo tanto disminuir su grasa abdominal, pero también se logra una vida más saludable. Lo importante es que no sólo es una cuestión estética porque en general un cuerpo cómodo es un cuerpo sano

¿Para lograrlo conviene seguir una dieta hipocalórica?

Ya hemos visto que puedo tener pancita porque engordé y tengo más grasa abdominal, por mala digestión de la fibra, por meteorismo, por constipación etc. por lo tanto sería útil realizar dieta baja en calorías solo si lo que realmente aumento fue mi grasa abdominal.

Para bajar de peso o desinflamar la panza ¿sirve realmente limitar los carbohidratos?

Esto es un mito y surgió por creencias erróneas

a- Creer que la hinchazón se produce por lo mismo que le sucede a los celíacos o intolerante al gluten, dado que presentan diarrea o distensión abdominal cuando comen alimentos con gluten, (alimentos con contenido de trigo, avena, centeno, cabada). La gente que no es celíaca ni intolerante al gluten puede y debería comer pastas, pues no generan distensión abdominal e inclusive se asocian a mayor digestibilidad y saciedad

b- considerar que los hidratos de carbono se convierten en grasa dentro del organismo. Esto es un hecho irrelevante en el humano, y científicamente se comprobó en 1980, pero es increíble que aún la gente siga creyéndolo. De hecho si se desea perder de peso, la pasta caliente al dente o fría en ensalada, o la papa fría, son excelentes opciones para perder de peso y evitar la pancita. Estas dos opciones son ideales para una de las dos comidas principales y la otra comida optar por carne más vegetales cocidos.





Decálogo para eliminar la pancita

Consejos de la doctora Katz para lograr en pocos días una panza chata

1-      Comer despacio.

2-      Masticar bien.

3-      Evitar comidas abundantes es preferible hacer comidas pequeñas.

4-      La alimentación debe ser pobre o baja en fibra cruda cocinar yo procesar las verduras alegro un legumbres aumentar la ingesta de vegetales cocidos.

5-      Tratar de comer las frutas cocidas (salvo la banana), y no consumir o consumir poco cítricos.

6-      Comer una comida principal con proteínas (carne o legumbres) y vegetales cocidos y la otra que sea con carbohidratos (pasta o arroz) con vegetales.

7-      Realizar ejercicio moderado.

8-      Evitar fumar.

9-      No consumir chicles.

10-   No utilizar pajita para las bebidas.

Para estos tres últimos Tip recuerde lo que dijimos del aire.



Fuente: Revista La Buena Salud, año 25, N°315


Recomienda esta nota:




Tags