Lunes 24.06.2019

San Miguel de Tucuḿan

13º H 96
SMTuc


17/05/2019

Sociedad

SALUD

En la Maternidad se realizó la quinta cirugía fetal

El Instituto de Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes es el único hospital público que realiza este tipo de cirugía en el país.

El Instituto de Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes realizó la quinta cirugía fetal que le permitirá a una mamá continuar con su embarazo. La paciente presenta un embarazo gemelar monocorial, y comenzó a desarrollar el síndrome de Transfusión Feto-Fetal,  por lo que se definió realizarle la intervención quirúrgica.

 

La Maternidad es el único hospital público del país que hace este tipo de intervenciones. “Esto tiene que ver con la decisión política del Ministerio de Salud Pública de darles a pacientes sin recursos iguales posibilidades. Sin esto no podrían acceder a este tipo de cirugías debido a su elevado costo. Le estamos dando la posibilidad a esa mamá de volver a su casa con sus bebés”, resaltó la doctora Elena Hurtado, directora del efector.

 

En tanto, Wilson Ravenau, del servicio de Medicina Fetal de la Maternidad, contó que la paciente fue internada el fin de semana pasado, cuando confirmaron que presentaba el síndrome de Transfusión Feto-Fetal. “Estábamos con el tiempo justo para hacer el procedimiento. Cada minuto y cada hora cuenta”, señaló.

 

Este síndrome, si bien es poco frecuente, es una posibilidad en embarazos monocoriales, por eso es que se sigue un riguroso monitoreo a las pacientes que lo presentan. “Gracias a esos controles se logró el diagnóstico oportuno”, señaló María José García, jefa del servicio de Medicina Fetal.

 

Y agregó: “Fue en una de esas revisiones que detectaron el aumento del líquido amniótico en una de las bolsas, lo que derivó en una amenaza de parto prematuro. Por eso es que se indicó, para continuar con la gestación, la fotocoagulación láser”.

 

En el embarazo gemelar los fetos están conectados a la misma placenta. Esto provoca problemas circulatorios y corregirlos implica ingresar al útero y buscar las conexiones placentarias para cauterizarlas con el láser. Esto, a su vez, permite a los fetos continuar su crecimiento independientemente uno del otro, terminando también ese desbalance del flujo sanguíneo.

 

Sabino Gil Pugliese, también de la Unidad de Medicina Fetal de la Maternidad, explicó: “La placenta es la manera en que la mamá y los bebés intercambian la sangre. Es como un enchufe de donde salen los cordones umbilicales que serían los cables, se conectan en el mismo lugar y provoca cortocircuitos, en este caso circulatorio. Hay vasos que conectan los dos cordones. Entonces la sangre, en vez de ir a la madre para intercambiar nutrientes, pasa directamente de un feto a otro, lo que puede causarles la muerte”.

 

Y cerró: “Durante la cirugía, que fue exitosa, se encontraron y cauterizaron esas conexiones vasculares. Y aunque sigue siendo un embarazo delicado, se logró revertir una situación angustiante para la mamá y sus bebés”.




Fuente: Secretaría de Comunicación Pública

Recomienda esta nota: