Sábado 24.10.2020

San Miguel de Tucuḿan

29º H 54
SMTuc


16/09/2020

Sociedad

ECONOMÍA

El Banco Central ajustó aún más el cepo cambiario ante la caída de reservas

El cepo “reforzado” del Banco Central: dólar más caro, cupo más corto y deuda de empresas Martín Guzmán dijo que tomará medidas para generar mayores exportaciones. El BCRA perdió U$S2300 millones de reservas en lo que va del año. Por Mariano Boettner

El Gobierno decidió implementar una suerte de “cuarentena” cambiaria para atravesar la escasez de dólares en medio de la crisis económica que agravó la pandemia. El Banco Central restrigirá desde este miércoles aún más el acceso a las divisas para los ahorristas pero, además, buscará realizar un torniquete a los dólares que deberán utilizar las empresas para pagar sus deudas.


La canilla de divisas quedará desde ahora un poco más cerrada. Solo en las primeras nueve ruedas cambiarias, el BCRA perdió casi 400 millones de dólares de sus reservas internacionales y más de 2300 millones de dólares desde que comenzó el año, de acuerdo a un informe de la consultora PxQ. En tres meses se triplicó la cantidad de personas que utilizaron su cupo mensual para comprar moneda extranjera. En julio fueron 3,9 millones que se llevaron U$S740 millones y se prevé que los datos de agosto y septiembre muestren números incluso mayores.


Unas arcas cada vez más flacas forzaron a la autoridad monetaria a buscar un ajuste mayor a los controles cambiarios, incluso a pesar de que parte del equipo económico hubiera preferido evitar meter más “ruido” en un mercado que ya tiene una maraña de regulaciones. La letra chica que publicará el Banco Central, la AFIP y la Comisión Nacional de Valores terminará de definir el alcance final de las medidas, pero a grandes rasgos impacta sobre distintos sectores que están más o menos involucrados con el funcionamiento del mercado de cambios.


Por un lado, los ahorristas. La novedad principal es que los gastos con tarjeta de crédito que sean en moneda extranjera pasarán a formar parte del cupo mensual permitido por persona. Las compras en divisa con plásticos es una parte no menor del consumo de dólares. De acuerdo a datos del último informe cambiario del BCRA, en julio las personas humanas compraron U$S876 millones, básicamente para atesoramiento (U$S740 millones) y otros U$S130 millones para gastos efectuados con tarjetas por consumos en el exterior. La cifra es 74% menor a julio del año anterior, explicado por el cierre de fronteras por la pandemia. Desde que empezó el aislamiento social, las gastos con tarjeta en moneda extranjera sumaron U$S373 millones.



Quienes compren desde este miércoles dólares ahorro deberán pagar un precio superior a $130, a tono con el valor con el que cerró este martes el dólar blue y por encima de las cotizaciones paralelas financieras como el “contado con liqui” y el Bolsa. Ese nuevo precio estará explicado por el 30% de impuesto PAIS sobre el valor minorista ($79,35 en promedio según el BCRA) más el 35% de anticipo de Ganancias -que se sumarán a ese $79,35 y no al precio “compuesto” del dólar “solidario"-, lo que daría un precio final de $130,92.


Los que utilicen su tarjeta de crédito estarán además empleando parte de su cupo mensual de 200 dólares. De esta forma, si un ahorrista realizó un consumo de 100 dólares con su tarjeta a un servicio o bien en el exterior, le quedarán ese mes otros 100 dólares para comprar por homebanking. Y si la compra con su plástico fuera muy superior -por ejemplo, 1000 dólares- tendrá vedado el acceso a divisas por cinco meses, a razón de sus 200 dólares por cada mes.


Un impacto considerable lo experimentarán las empresas, en especial aquellas que tienen deudas en dólares que pagar en los próximos meses. El Banco Central estableció que aquellas compañías que registren intereses de deuda a pagar por superiores al millón de dólares mensual, deberán reestructurar sus pasivos: el 60% de su deuda deberá ser refinanciada a un plazo promedio de dos años. Así, el Central espera tener que girar menos moneda extranjera a las firmas que tengan que cumplir esos vencimientos.


Si bien el BCRA anunció que será voluntario, las compañías estarán obligadas a presentar el 1° de octubre un plan de reestructuración de sus deudas que venza antes del 15 de octubre con los criterios que fijó la autoridad monetaria. Según explicó Miguel Pesce, en los próximos meses el sector privado deberá enfrentar unos U$S3300 millones de vencimientos de pasivos con sus acreedores. El presidente del Central dijo que “después del 15 de octubre no hay un precipicio", pero muchas firmas se verán en la obligación de sentarse a reestructurar su deuda.



Por otra parte, habrá nuevas regulaciones cruzadas para la operación de bonos en dólares y en pesos para aquellos que busquen hacer “contado con liqui” y dólar MEP. Entre ellas, prohibirá a una serie de fondos especulativos operar sus bonos en pesos y venderlos en dólares para sacar esas divisas fuera del país. Según el BCRA, los hedge funds representan más de la mitad de la demanda de contado con liquidación, en un mercado que mueve diariamente unos 50 millones de dólares.


Habrá un parking (plazo mínimo de tenencia) de 15 días para aquellos que hayan adquirido títulos -por ejemplo, bonos- en pesos y los transfieran al exterior para liquidarlos en moneda extranjera. El parking se mantendrá en 5 días para quienes hagan dólar Bolsa (a diferencia del CCL, se realizan enteramente en el mercado local) y ese plazo será eliminado para quienes necesiten “vender” dólares a través del mercado financiero. Esto responde a un reclamo de meses de los operadores financieros: quien tenía dólares y buscaba venderlos, solo podía hacerlo a precio oficial ($79,35), lo que hacía a esa operación completamente inconveniente. Con esta nueva normativa, un ahorrista con un “rejunte” de dólares podrá comprar un bono en moneda extranjera, venderlo contra pesos y disponer de esos pesos sin demoras.


Pesce arriesgó este martes en conferencia de prensa que las medidas anunciadas reducirán la brecha. “Esto va a achicar la brecha y va a reducir la presión sobre el MEP y contado con liquidación. Lo que ocurra mañana (por el miércoles) no es tan importante como los próximos días, porque va a ser un día de incertidumbre, hasta que el mercado se acomode la normativa”, reconoció.


Este martes, al presentar el proyecto de Presupuesto 2021, el ministro de Economía Martín Guzmán dijo que la economía pospandemia necesitará generar “robustez a través de la acumulación de reservas". “Es necesario tomar ya medidas para aumentar la productividad de sectores que exportan y aumentar la oferta de divisas”, subrayó. Hasta ese momento, dejó en claro el Banco Central, la administración de la economía de transición hasta que pase el coronavirus será con cada vez menos dólares y con más restricciones cambiarias.







Fuente: TN

Recomienda esta nota:




Ranking