Jueves 23.11.2017

San Miguel de Tucuḿan

34º H 25%
SMTuc


31/10/2017

Sociedad

CASO GABRIEL SALOMÓN

Una Junta Médica de Córdoba complica al Siprosa por la muerte de un joven que pasó por tres hospitales públicos

El médico Alberto Leoni, del Hospital de Clínicas de Córdoba, respondió 27 preguntas del fiscal Washington Navarro Dávila, quien investiga la muerte de Gabriel Salomón, de 16 años, por presunta mala praxis en el sistema público de salud.   
Ampliar (1 fotos)

Gabriel tenía apenas 16 años cuando pasó por tres hospitales públicos por un cuadro de tuberculosis que no habría sido bien tratada, según la denuncia de sus padres.

“Los tratamientos y medicamentos brindados, en su mayoría, no fueron correctos”. Esta afirmación contundente  del doctor Alberto Leoni, del Hospital de Clínicas de Córdoba, forma parte de las 27 respuestas que envió al fiscal de la V Nominación, Washington Navarro Dávila, en el marco de la Junta Médica que se conformó en Córdoba por orden de la Justicia tucumana para investigar un presunto caso de mala praxis en el sistema público de salud.   

Se trata de la causa en la que los padres de Gabriel Salomón, acusan al Siprosa y médicos de tres hospitales públicos como responsables de la muerte de su hijo, ocurrida en diciembre de 2012.

Gabriel tenía apenas 16 años, era estudiante de secundaria, cuando comenzó a sentir dolores de espalda y fiebre. Sus padres lo llevaron a un hospital público, y ahí comenzó, según denunciaron en la Justicia, la peor pesadilla de sus vidas. Durante  cuatro meses pasaron por tres hospitales: Avellaneda, Centro de Salud y Padilla, para que trataran la enfermedad de Gabriel pero su salud empeoraba cada semana. Falleció el 5 de diciembre de 2012.

Según la denuncia de Carlos Salomón y Myriam Ruiz,  su hijo fue diagnosticado de tuberculosis en un primer momento en el Centro de Salud y luego, al ser derivado al  hospital Avellaneda, los especialistas aseguraron que Gabriel no tenía esa enfermedad, y se produjo una discontinuidad del tratamiento. Este punto es el que se convirtió luego en la denuncia central de los padres de Gabriel.

Respecto a este punto, el médico Leoni, de la Junta Médica de Córdoba ordenada por la Justicia tucumana, advirtió que los médicos deberán explicar por qué se produjo la discontinuidad del tratamiento por tuberculosis. “La discontinuidad del tratamiento fue perjudicial para el paciente, los motivos médicos y/o científicos que los profesionales evaluaron en dicho momento deberán explicarlos los por qué de dicha conducta en ese momento, ya que pudieron haber circunstancias que justificaron el proceder. Un paciente internado puede adquirir sobreinfecciones asociadas al cuidado de la salud”, sentenció en el escrito al que tuvo acceso periódicomóvil.com.

En otra respuesta del escrito vuelve a este punto y despierta algunas dudas sobre el accionar de los médicos: “El tratamiento que se inició para Tuberculosis fue correcto, la causa por la cual se suspende a las 48 horas: alteración de la función hepática (los estudios para la determinación de dicha alteración no fue posible hallar dentro de las historias clínicas incluidas en los diversos cuerpos enviados para su lectura) no parecen justificar dicho accionar”. 

Leoni también advirtió que las historias clínicas, que forman parte del expediente, “no son del todo legible y están mal compaginadas, lo que hace dificultosa su lectura y entendimiento”.

Desde ese 5 de diciembre de 2012, cuando muere Gabriel, sus padres denunciaron que no tuvieron ninguna explicación por parte de los médicos.  Carlos Salomón aseguró que en primer lugar llevaron el caso ante las autoridades del Siprosa y el ministro de Salud de ese entonces, Pablo Yedlin. Luego acudieron a la Justicia provincial y denunciaron que hubo abandono de persona por parte de los médicos y que se incurrió en un grave error al discontinuar un tratamiento de tuberculosis.

Al haber pasado casi cinco años sin que avance la investigación y cerca de que prescriba la causa, este año, los padres de Gabriel solicitaron que se conforme una nueva Junta Médica con profesionales de otra provincia. Luego de que fuera emitido un informe del programa Documento mostrando este caso, la Justicia hizo lugar al pedido de la familia Salomón y el 28 de agosto pasado el fiscal Washington Navarro Dávila remitió  las actuaciones al Hospital de Clínicas de Córdoba.

En el marco de la investigación de Documento, hace meses atrás, el secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, Gustavo Vigliocco, aseguró que en base a las historias clínicas y a una auditoría interna que se realizó por el caso de Gabriel Salomón no se detectaron irregularidades en el accionar de los profesionales médicos de los tres hospitales públicos involucrados.

Una enfermedad compleja

Según la evaluación de la Junta Médica de Córdoba,  Gabriel Salomón era ·”un paciente con diagnóstico de derrame pleural, de evolución subaguda-crónica, con un procedimiento correcto de manejo en su ingreso al Hospital Centro de Salud”.

Además agregó sobre la complejidad de esta enfermedad: “La tuberculosis pleural es una condición prevalente en hasta un 30% de los  pacientes con tuberculosis, y de hecho constituye una de las manifestaciones más frecuentes de la presentación inicial. El derrame pleural tuberculoso es la causa más frecuente de tuberculosis extrapulmonar en nuestro país y uno de los motivos más habituales de derrame pleural. Se trata de una de las enfermedades infecciosas con mayor morbimortalidad, sobretodo sin tratamiento a nivel mundial, por lo que constituye un auténtico problema de salud pública”.  En ese sentido, precisó que “son enfermedades notificables y cada mes se debe solicitar los medicamentos correspondientes”.


 Mirá el informe de Documento sobre el caso Gabriel Salomón


Recomienda esta nota:




Tags

Ranking