Lunes 15.07.2019

San Miguel de Tucuḿan

12º H 89
SMTuc


12/06/2019

Tucumán

PARA ELLOS

El servicio de Urología del hospital Néstor Kirchner ofrece vasectomías para pacientes sin obra social

El Sistema de Salud Pública ofrece la posibilidad a pacientes, sin cobertura social, de acceder de manera gratuita a este procedimiento mínimamente invasivo.

El doctor Guraiib Muhala Alberto Facundo forma parte del servicio de Urología del hospital Néstor Kirchner y detalló que la cirugía, mínimamente invasiva, es una práctica ambulatoria donde se seccionan los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos hacia la uretra prostática. De esta manera el paciente queda estéril por medio de esta anticoncepción quirúrgica, ya que el semen después de la intervención es azoospérmico.

 

De tres a cuatro semanas después del procedimiento, los pacientes deben realizarse un espermograma para corroborar la azoospermia, ya que hay casos, aunque muy poco frecuentes, en que se puede producir la repermeabilización de la vía espermática. Otra situación que puede revertir el resultado es la existencia de vías dobles o triples, las que se permebealizan cuando la dominante es seccionada.

 

Se trata de una cirugía de baja complejidad. El paciente se opera y en el día es externado, es decir que puede volver a su casa.

 

Una de las consultas más frecuentes es si el procedimiento altera el rendimiento sexual, Guraiib Muhala, aseguró que no ya que solo se secciona el conducto de espermatozoides que lleva a la uretra. Otra de las dudas que más exponen los pacientes es si reduce el volumen de la eyaculación, en este sentido el especialista explicó que el semen está compuesto en solo un 5% a un 10% con espermatozoides, el resto son secreciones de las vesículas seminales y de la próstata.

 

¿Puede revertirse? Sí, pero en centros solamente especializados en cirugías microscópicas. El procedimiento de anticoncepción quirúrgica puede ser revertido con una vaso vasostomía, pero en Tucumán no hay lugares con mucha experiencia en microcirugías. “En los hospitales no se las practica, eso se deja muy en claro a los pacientes”, puntualizó Guraiib Muhala.

 

En los últimos dos años se ha visto un incremento en las consultas de personas interesadas en el procedimiento. Se trata, en la mayoría de los casos, de hombres de 35 a 50 años de edad que recurren al servicio de Urología del hospital Néstor Kirchner que funciona con demanda abierta, es decir que no necesita derivación, simplemente acercarse al efector y solicitar el turno por mesa de entrada.


Recomienda esta nota:




Ranking