Sábado 19.09.2020

San Miguel de Tucuḿan

19º H 30
SMTuc


12/09/2020

Tucumán

TOMA DE TERRENOS

Los usurpadores del Pozo de Vargas dicen que compraron los terrenos

 Los usurpadores del Pozo de Vargas dicen que compraron los terrenos pero no dicen a quién ni presentan pruebas

Como si fuera parte de un ensayado libreto, algunos de los usurpadores del terreno ubicado junto a las vías del ferrocarril Belgrano, cerca del Pozo de Vargas, salieron a tratar de justificar su accionar, afirmando que pagaron por las parcelas que ocupan y pidiendo ayuda para que les provean de electricidad y agua.

En todos los casos, la versión es muy similar: Mary López y Gabriela Ovejero entre otros, aseguran haber pagado un "precio accesible" por los terrenos en los que se ubicaron, a "personas que estaban delimitando", pero sin dar más detalles.

Varios de los testimonios coincidieron en que la Policía Federal los visitó para tomarles los datos, en una especie de censo, pero se cuidaron de informar si revelaron ante los uniformados la supuesta transacción, lo que configuraría un delito por parte de los supuestos vendedores.

Uno de ellos, identificado como Claudio Pastrana, Dijo que al servicio de las máquinas viales que ayudaron a desmontar la zona lo pagó su tío, José Mamaní, quien según Gustavo Pastrana, otro de los ocupantes, "trabajaba para algún área de la municipalidad de Tafí Viejo , era una de las personas a las que le ofrecieron un terreno acá y tengo entendido que ahora lo corrieron".

Todos los que se atrevieron a dar testimonio trataron de justificar la usurpación con el argumento de la necesidad de acceder a un lugar para vivir, pero algunos pusieron en duda la versión de la compra de terrenos, afirmando que ellos simplemente llegaron y se pusieron a desmontar una parcela para ocuparla.

Lo cierto es que la Justicia Federal ya dispone de los testimonios publicados de Mary López y Gabriela Ovejero, quienes habrían sido censadas por la Policía Federal, para que identifiquen a quienes, según dijeron, les vendieron los terrenos, en transacciones de las que por ahora no existe ninguna prueba concreta.

Esta falta de evidencias llevó a quienes se oponen a la toma irregular de los terrenos a dudar de esa versión, ante la sospecha que sería un intento de justificar su accionar, para que les permitan quedarse con los terrenos. ‌

Recomienda esta nota: