Sábado 21.10.2017

San Miguel de Tucuḿan

17º H 93%
SMTuc


30/07/2017

Tucumán

PROBLEMATICA SOCIAL

Buscan eliminar los carros tracción sangre de las calles

A través de un proyecto, la organización Libera! y la Fundación Mujeres de la Patria Grande expondrán la problemática y sus posibles soluciones. "Ni caballos esclavos, ni humanos excluidos"
Ampliar (1 fotos)

Foto. José Inesta

La organización animalista Libera! y la Fundación Mujeres de la Patria Grande, presentarán un proyecto para sustituir la Tracción a Sangre (TAS) en la recolección de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). La exposición de la propuesta tendrá lugar el próximo lunes, en la Dirección de Medio Ambiente de la Provincia, a partir de las 10.
Ivana Acevedo, coordinadora general de Libera!, explicó que “el proyecto procura mejorar las condiciones de trabajo de los recuperadores informales mediante la sustitución de la tracción a sangre por motocarros y bicicarros"..   
La activista, quien también forma parte del Proyecto ACERTAS (Asamblea Común para el Reemplazo de la Tracción a Sangre), remarcó que “la erradicación de la TAS es una reivindicación genuina del movimiento animalista, cuidando de no afectar a las familias que viven de los carros sino, por el contrario, para que les ayude a mantener una vida más digna”. 
Entre los beneficios de la eliminación de la TAS la activista enumeró la legalización del trabajo de los carreros; un incremento de sus ingresos y la consecuente mejora en la calidad de vida de las personas y de los animales. De implementarse el proyecto, también traería aparejado mayor seguridad vial en las calles de la ciudad y una política de cuidado medioambiental.
En la presentación, además de Acevedo, estarán presentes Leandro Fruitos en su calidad de coordinador a nivel nacional del Proyecto ACERTAS y Merry Anastasio, referente de la Fundación Mujeres de la Patria Grande que desarrolla tareas de acción social y desarrollo comunitario en los barrios Las Piedritas, Juan XXIII, Villa Muñecas, 11 de Marzo, Villa Carmela y Álvarez Condarco, entre otros.  
Un problema de vieja data
En el Gran San Miguel de Tucumán, circulan diariamente alrededor de 600 carros traccionados por caballos. Aunque no hay datos cuantitativos certeros, también se registran una gran cantidad de carros a tracción humana para recolección informal de residuos domiciliarios.
Si bien desde la intendencia capitalina se intentó en varias oportunidades erradicar la problemática de los caballos en las calles, ninguna medida tuvo éxito hasta el momento. Durante la gestión del intendente Domingo Amaya se entregaron motocarros en La Costanera, a modo de prueba piloto, pero la iniciativa fracasó a poco de implementada por cuestiones relativas al costo de mantenimiento de los vehículos y la documentacion necesaria para circular que los carrerros no podían cumplimentar.  
Por su parte, Germán Alfaro, sucesor de Amaya en el cargo, prometió en campaña teminar con la TAS, poniendo el foco en las cuatro avenidas principales. Sin embargo, el duro trasfondo social de la actividad de los carros también fue un freno al impulso inicial del jefe comunal, quien había pedido colaboración a los vecinos para no entregar residuos domiciliarios o de obras en construcción a los carros. El secuestro de vehículos en los primeros meses de gestión de Alfaro derivó en numerosas protestas de trabajadores, que exigían volver a desarrollar la única actividad que les permite ganarse un sustento diario.  
Ante estas dificultades, desde las organizaciones intermedias proponen un trabajo coordinado con la dirigencia provincial y municipal para diseñar una política basada en su experiencia en el terreno, tanto con las familias que viven de la TAS como con los animales que son recuperados por los grupos de protección animal y las agrupaciones que defienden el cuidado medioambiental.
El lunes será, entonces, el día para exponer los problemas y también las posibles soluciones para una demanda social creciente en tres aspectos: el de mejores condiciones de vida para sectores vulnerables de la sociedad que trabajan como recolectores informales; en el respeto por los derechos de los animales y en el cuidado del medioambiente.   

La organización animalista Libera! y la Fundación Mujeres de la Patria Grande, presentarán un proyecto para sustituir la Tracción a Sangre (TAS) en la recolección de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). La exposición de la propuesta tendrá lugar el próximo lunes, en la Dirección de Medio Ambiente de la Provincia, a partir de las 10.
Ivana Acevedo, coordinadora general de Libera!, explicó que “el proyecto procura mejorar las condiciones de trabajo de los recuperadores informales mediante la sustitución de la tracción a sangre por motocarros y bicicarros".  

La activista, quien también forma parte del Proyecto ACERTAS (Asamblea Común para el Reemplazo de la Tracción a Sangre), remarcó que “la erradicación de la TAS es una reivindicación genuina del movimiento animalista, cuidando de no afectar a las familias que viven de los carros sino, por el contrario, para que les ayude a mantener una vida más digna”. 

Protestaron cortando el tránsito con carros y caballos (VIDEO)

Entre los beneficios de la eliminación de la TAS la activista enumeró la legalización del trabajo de los carreros; un incremento de sus ingresos y la consecuente mejora en la calidad de vida de las personas y de los animales. De implementarse el proyecto, también traería aparejado mayor seguridad vial en las calles de la ciudad y una política de cuidado medioambiental.

En la presentación, además de Acevedo, estarán presentes Leandro Fruitos en su calidad de coordinador a nivel nacional del Proyecto ACERTAS y Merry Anastasio, referente de la Fundación Mujeres de la Patria Grande que desarrolla tareas de acción social y desarrollo comunitario en los barrios Las Piedritas, Juan XXIII, Villa Muñecas, 11 de Marzo, Villa Carmela y Álvarez Condarco, entre otros.  

Un problema de vieja data

En el Gran San Miguel de Tucumán, circulan diariamente alrededor de 600 carros traccionados por caballos. Aunque no hay datos cuantitativos certeros, también se registran una gran cantidad de carros a tracción humana para recolección informal de residuos domiciliarios.

Si bien desde la intendencia capitalina se intentó en varias oportunidades erradicar la problemática de los caballos en las calles, ninguna medida tuvo éxito hasta el momento. Durante la gestión del intendente Domingo Amaya se entregaron motocarros en La Costanera, a modo de prueba piloto, pero la iniciativa fracasó a poco de implementada por cuestiones relativas al costo de mantenimiento de los vehículos y la documentacion necesaria para circular que los carrerros no podían cumplimentar. 

Por su parte, Germán Alfaro, sucesor de Amaya en el cargo, prometió en campaña teminar con la TAS, poniendo el foco en las cuatro avenidas principales. Sin embargo, el duro trasfondo social de la actividad de los carros también fue un freno al impulso inicial del jefe comunal, quien había pedido colaboración a los vecinos para no entregar residuos domiciliarios o de obras en construcción a los carros. El secuestro de vehículos en los primeros meses de gestión de Alfaro derivó en numerosas protestas de trabajadores, que exigían volver a desarrollar la única actividad que les permite ganarse un sustento diario.  

Ante estas dificultades, desde las organizaciones intermedias proponen un trabajo coordinado con la dirigencia provincial y municipal para diseñar una política basada en su experiencia en el terreno, tanto con las familias que viven de la TAS como con los animales que son recuperados por los grupos de protección animal y las agrupaciones que defienden el cuidado medioambiental.

El lunes será, entonces, el día para exponer los problemas y también las posibles soluciones para una demanda social creciente en tres aspectos: el de mejores condiciones de vida para sectores vulnerables de la sociedad que trabajan como recolectores informales; en el respeto por los derechos de los animales y en el cuidado del medioambiente.   






Fuente: www.eltucumano.com

Recomienda esta nota:




Tags