Viernes 18.08.2017

San Miguel de Tucuḿan

13º H 78%
SMTuc


30/07/2017

Tucumán

POLEMICA

Lo afiliaron al Partido Justicialista y el no sabía nada

Luis Alberto Repetti, un taxista de 58 años, había sido inscripto en el año 91 al PJ pero nunca militó para ellos
Ampliar (1 fotos)

Foto Prensa y Difusión

Foto tomada de La Gaceta

Luis Ernesto Rapetti dice que la política le gusta, le interesa y le preocupa. Y aunque tiene sus preferencias, el taxista aclara que, a sus 58 años, jamás ha entrado a una sede partidaria. “Pero resulta que estuve casi la mitad de mi vida afiliado a un partido político, y no lo sabía”, le narró a LA GACETA, durante un alto al volante en una de las paradas de la plaza Urquiza.

Se enteró de esto durante la semana que pasó y casi por casualidad, aseguró Rapetti. “El sábado anterior (hace ocho días) entré a la página del padrón (www.electoral.gov.ar) en la computadora de mi casa, porque quería saber dónde voto (en las PASO del 13 de agosto), si me toca en la misma escuela o no. Además, yo siempre me fijo para avisarles a mi esposa y a mis hijos dónde votan. Y esta vez vi un link que no había visto antes”, detalló el taxista. Se refería a un formulario que habilitó la Cámara Nacional Electoral (CNE) para que los ciudadanos constaten si están inscriptos o no en los partidos políticos a nivel nacional. “Puse mis datos y me salió que sí, que estaba afiliado a un partido político. No decía a cuál, sino que para más información debía presentarme en los tribunales (federales de calle Las Piedras y Congreso). Así que fui a hacer ese trámite”, comentó.

Rapetti afirmó que todo el asunto le llevó sólo unos pocos minutos. “Me atendieron muy bien. Es en el primer piso. Presenté el DNI en un mostrador y me buscaron en el padrón. ‘Sí, usted está afiliado’, me dijo una empleada. Yo le contesté que no podía ser. Y ahí me comentó que estaba inscripto en el Partido Justicialista (PJ) a nivel nacional desde 1991”, relató el taxista.

La Justicia Federal con competencia Electoral de Tucumán le extendió un certificado de su desafiliación. Se trata de una nota fechada el jueves pasado, dirigida al juez federal Daniel Bejas, que reza: “tengo el agrado de dirigirme a usted a fin de presentar mi renuncia al Partido Justicialista, por razones personales”. Allí constan los datos y la firma de Rapetti. “Fueron 26 años los que estuve así, pero yo nunca he militado”, reflexionó.

Poco usual

El secretario electoral nacional de Tucumán, Rogelio Rodríguez del Busto, aseveró que son contados los casos de afiliaciones involuntarias detectados de forma oficial. Cuando esto ocurre, le explicó a LA GACETA, se le remite toda la documentación a la Fiscalía Federal. “Los ciudadanos tienen que presentarse y hacer la denuncia”, remearcó. Y si bien “no es usual” que se produzcan estas situaciones, indicó que los investigadores cuentan con herramientas -como pericias caligráficas- para tratar de dilucidar las circunstancias. “Hay que ver quién firmó la certificación respectiva, porque quien afilia es quien certifica”, detalló.

El apoderado local del PJ, Marcelo Caponio, le dijo a LA GACETA que no han tenido consultas ni reclamos por casos como el de Rapetti. “Puede haberse tratado de alguna ficha mal completada o de algún error, pero si es algo que sucedió en 1991, es difícil de saber (qué lo produjo)”, destacó Caponio, que además es legislador oficialista. Según explicó, en la actualidad los requisitos son más estrictos de lo que eran entonces. “Justamente para tratar de evitar estas equivocaciones, ahora hay que adjuntar una fotocopia del DNI del afiliado, se firma la ficha de afiliación y, además, se firma una ficha para confirmar la desafiliación a cualquier otro partido. La persona también puede revisar su situación a través de internet”, añadió el apoderado local del PJ. Y aclaró que, si bien está en contra de “toda clase de picardía” electoral, la inclusión involuntaria de personas a un movimiento no tiene demasiado sentido. “Lo importante para un partido es que sus afiliados militen. Algo así, en lo electoral, no tiene impacto real”, añadió.

“Un poco frustrado”

Rapetti hace memoria para tratar de establecer cómo pudo haber llegado su nombre a las planillas del Partido Justicialista. “En 1990 me quedé sin trabajo. Así que, para poder parar la olla, con un compañero que estaba en mi misma situación compramos un taxi. Desde entonces me dedico a esto”, comentó. Señaló luego que le gusta interiorizarse de lo que pasa con la “cosa pública”, así que, cuando el volante le da respiro, bucea en diarios, radios y redes sociales. “Me gusta conversar de política, tanto para aprender como para decir lo pienso. De hecho, ahora a todos los pasajeros les cuento lo que me ha pasado; les explico cómo tienen que fijarse en internet y les muestro el certificado que me dieron en tribunales”, relató. E insistió en que “nunca” le intreresó integrar un partido. “Mi papá sí era peronista; era maquinista en el Ferrocarril Belgrano, así que era peronista-peronista, de Eva(Duarte) y (JuanPerón. Yo, en cambio, nunca milité. Por eso me sentí mal y un poco frustrado por todo esto, porque usaron mi nombre 26 años para un partido político y yo no sabía nada”, afirmó Rapetti.



Fuente: La Gaceta


Recomienda esta nota:




Tags

Ranking