Lunes 20.08.2018

San Miguel de Tucuḿan

13º H 30%
SMTuc


05/02/2018

Tucumán

MENTIRAS EN EL HALLAZGO DEL CUERPO

Caso Lebbos: los primeros condenados por encubrimiento

Tres ex policías de la comisaría de Raco fueron condenados en 2013 por adulterar el acta en la que constaban los detalles del hallazgo del cuerpo de Paulina.

Enrique Antonio García era jefe de la comisaría de Raco cuando fue hallado el cuerpo de Paulina Lebbos, el 11 de marzo de 2006, trece días después de su desaparición.

Ese día, según un informe policial en el marco de la causa, García tomó conocimiento del hallazgo a través de una llamada telefónica del sargento primero retirado Hugo Rodríguez, oriundo de Tapia, quien le dijo que “unos vecinos suyos de apellido Goitea le avisaron sobre la existencia de un cuerpo humano” que resultó ser el de Paulina Lebbos.

El cuerpo de la joven había aparecido a la vera de la ruta N°341 en el paraje conocido como “La Yesera”, en medio de unos matorrales, con su rostro hacia el suelo. En la zona se encontraba personal de Criminalística Norte -según ese informe- que intervino en las medidas de Planimetría y Fotografía. Luego, a las 19.30 de ese día, llegó en ese entonces el jefe de la Unidad Regional Norte, Héctor Brito, hoy uno de los cuatro ex funcionarios que será juzgado por encubrimiento agravado del crimen de Paulina Lebbos, y fue quien dispuso la cobertura de seguridad del lugar. A los 15 minutos, llegó el secretario de Seguridad en ese momento, Eduardo Di Lella, y a las 20, el jefe de Policía Hugo Sánchez, junto a personal de Policía Científica. Di Lella,  Sánchez y el ex subjefe de Policía, Nicolás Barrera, también serán juzgados por encubrimiento.

Una hora más tarde, llegó el fiscal y dispuso que “no se lleve a cabo ninguna medida por carencia de luz artificial y que toda actuación se haría a partir de las 6 de la mañana siguiente”, según consta en las primeras investigaciones del expediente.

Amenazas y actas falsificadas

El entonces comisario de la localidad de Raco, Enrique García, y los policías Manuel Yapura y Roberto Lencina firmaron un acta en la que dejaron constancia que la joven había sido encontrada tras un rastrillaje de la Policía aunque, en realidad, lo habían hecho los  hermanos Marcelo y Sergio Goitea.


Esto quedó claro en el marco del juicio contra los tres ex policías, cuando los Goitea declararon que el día del hallazgo, alrededor de las 14, ellos se dirigían a su trabajo por la ruta 341, cuando advirtieron que sus caballos se asustaron. Al asomarse a ver por una pendiente en el camino, los testigos observaron un cuerpo humano

Luego, el patrón llegó hasta el lugar del hallazgo junto con los policías y los Goitea contaron que en ese momento fueron amenazados por los efectivos, que los obligaron a dar falsos testimonios sobre cómo encontraron el cuerpo, tras lo cual reconocieron que las actas fueron modificadas. “Nos dijeron que nosotros debíamos declarar que sólo habíamos ayudado, pero que fue la Policía la que encontró el cuerpo después de realizar un rastrillaje en la zona”, aseguró uno de los baqueanos. Este será uno de los puntos del próximo debate oral y público contra los ex funcionarios alperovichistas, ya que García, antes de ser juzgado y condenado, había manifestado que Barrera le había dado las órdenes de que se consignara que era la Policía la que había encontrado a Paulina.

Así, al finalizar el juicio contra los ex policías, el 18 de diciembre de 2013, el tribunal compuesto por los vocales de la sala III de la Cámara Penal, Dante Ibáñez, Carlos Caramutti y Emilio Páez de la Torre, decidió por unanimidad la condena de los ex agentes. García y  Yapura fueron condenados a cinco y a cuatro años de prisión respectivamente, por encubrimiento agravado, y Lencina, a dos años de prisión condicional por falsificación ideológica de instrumento público, al haber firmado una de las actas.


Recomienda esta nota:




Ampliar (1 fotos)